Peter Kingsley: Catafalque o la “locura” de Carl Gustav Jung.

Mi autoregalo de Reyes este año ha sido el último libro del “filósofo” (en realidad este tío es un místico, un mago y un trickster —como él mismo se autodenomina— de los de patanegra) Peter Kingsley, Catafalque. 70 euritos de nada.

Peter Kingsley está considerado por muchos como la mayor autoridad mundial sobre los presocráticos. Tengo todo lo que ha escrito salvo “Ancient Philosophy, Mystery, and Magic: Empedocles and Pythagorean Tradition”.

Catafalque son dos tomos de 400 páginas cada uno. Acaba de salir en Noviembre y, por lo poco que voy leyendo, es soberbio. No es un libro para leer rápido, succionar todo lo que tenga que decir o desdecir y a por otra cosa. Es un libro para saborear muyyy despacito. Porque sospecho que lo que tiene que decir me va a calar hondo.

El primer tomo es una bonita “historia” sobre Carl Gustav Jung y El Fin de la Humanidad. El segundo tomo, para contentar a los “académicos” y “especialistas en Jung”, son otras 400 páginas con notas y más notas y más referencias y acotaciones a lo relatado (ver imágenes de arriba). Así a los “correctitos” no les va a quedar otra que tomarle en serio, vamos. Pese a que no van a entender NADA. DE NADA. Porque no es un libro para “correctitos”, es un libro sólo apto para LOCOS. Y no, no hablo en el sentido “romántico” del término: hablo en el sentido literal del término. Locos como Jung, claro. O como yo, of course.

Kingsley decidió detenerse a “pensar” después de tener un sueño. Y después de que otros dos amigos separados entre sí por miles de kilómetros, tuvieran un sueño que apuntaba a Kingsley. Detuvo todo tipo de compromisos, charlas y demás distracciones mundanas y se puso a ello de cabeza. Qué locura, hacerle caso a los sueños, ¿eh? [ Sueños que te cambian la vida. Sueños premonitorios: ¿experiencia “paranormal”? ¿Qué es la Con[s]ciencia? ] Je.

En Agosto de 2013 tuvo el inmenso honor para él de ser invitado a las conferencias del Círculo Eranos. Desde entonces hasta 2018 se ha dedicado a escribir Catafalque.

Hasta el momento, lo que he sacado en claro es que Jung, tal y como yo ya imaginaba, tuvo unos episodios psicóticos “infernales”. Hasta el punto de dejar por escrito cómo tenía que agarrarse a los muebles para no venirse abajo.

Quasi-todos los “junguianos” hablan de lo necesario de desidentificarse de los arquetipos, pues pueden llevar a la “locura”. Jung sin embargo se zambulló de lleno en ellos, para tratar de comprender la psique humana y para horror de muchos “junguianos”, que han tratado de minimizar esos episodios, empezando por los propios herederos de Jung, lo hicieron por no desprestigiar las ideas de Jung.

También habla de cómo los antiguos griegos Iatromantis (esto de los iatromantis no lo cuenta en Catafalque sino en “Reality”) estaban de todo menos “cuerdos”. Y de cómo la mayor locura que hemos realizado como civilización es la de habernos identificado con el más peligroso de todos los arquetipos y el que quasi-todos los junguianos pasan por alto: creernos seres humanos. Je.

Kingsley también suscribiría las palabras de Krishnamurti:

 

Obviamente a mí, como loco que soy, todas estas cosas me reconfortan. Me dicen: sigue por ahí, vas bien.

Creo no-tan-modestamente que Kingsley también suscribiría la Pentalogía Nosceteipsumismo Esoterrorista: al contrario de todo lo que el sedante mercado de la espiritualité de pitifuá tiene que ofrecer,“trabajar” con la Sombra no es para nada agradable queridos niños y niñas. Está a mil millones de kilómetros de ser agradable. De hecho, o es DURO DE COJOVARIOS o no lo estás haciendo bien.

 

.

Para todo lo demás, anestesiante aaaaaautoayuda que te crió.

Os dejo con una entrevista suya reciente (hace 2 meses), —y que no vais a ver porque, oh cielos, es muy larga— sobre el peligrosíiisimo Libro Rojo de Jung.

¡Salud!

.

.
. .

Recibe un correo cada vez que publique algo nuevo.

Únete a otros 583 seguidores

. .

.
. .

Recibe un correo cada vez que publique algo nuevo.

Únete a otros 583 seguidores

. .

 

3 comentarios en “Peter Kingsley: Catafalque o la “locura” de Carl Gustav Jung.

  1. Yo creo que lo que tendrías que hacer es dejarte de tanta intelectualización, de tanto blog VIRTUAL y dedicarte a la vida carnal. Esto es, ayudar a quien realmente lo necesite en carne y hueso. En África, en Asia, o mismamente a la vuelta de la esquina. Estar enguyendo tomos de 700 páginas con auriculares de 500 euros… a quien beneficia? Qué vas a aprender de ese libro que no sepas ya? Que nonhayas recorrido mil y una veces con el intelecto. Estás atrapado en tu cerebro. Déjate de boutades de regalar a eslovacas cestas del supermercado para luego contarlo aquí e inflar más tu ya inflado ego. Clava tus manos en la tierra, anda. Si no, todo lo que hablas es puro aire. Vacío.

    Un abrazo.

    Fdo. Tu Sombra

    Me gusta

  2. No lo entiendo Jose Antonio. Tienes salud, un intelecto excepcional y seguramente un buen corazón y… tiempo. Haz algo con los dones que te han regalado. En tu mismo barrio seguro que hay niños o adultos deseando aprender inglés, ofimática, español y deseando tener un profesor a quien admirar y a quien recordar el restonde sus vidas por su genio y excentricidades. Házte voluntario y haz algo de carne y hueso para los demás. No te lo quedes para ti, ni para los 100 visitantes del blog… VIRTUALES. No de carne y hueso.

    Me gusta

    1. “virtual” y “real” se difuminan: tengo amigos “virtuales” —a quienes he conocido en CARNE Y HUESO gracias al bloj— que se han hecho más “reales” que mis “más mejores amigos” “reales”.

      ¿Quién me dice a mí —o a ti— que lo “real” es más importante que lo “virtual” y/u/o viceversa?

      Engullo esos tomos y muchos otros tan “serios” para defecarlos aquí en forma de “payasadas” epilépticas. “Payasadas” que, quizá y sólo quizá, a algunos que jamás se leerían esos tomos sin embargo sí les lleguen. Compro caro, vendo barato.

      Creí haber dejado claro que el asunto del supermercado era PRECISAMENTE un acto de falsa humildad: de ahí PRECISAMENTE el hacerlo público.

      Mi infladísimo ego y mi desmedida VANIDAD van muy bien, gracias.

      el vanidoso es universalmente detestado -y desde luego, ridiculizado, es decir, rebajado- porque su explicitud hiere la vanidad LATENTE de los demás.
      https://encuentraalosotros.com/2018/12/15/humildad-de-pitifua-vanidad-falssssa-modestia-mezquindad-el-hombre-mediocre/

      por lo demás: no quiero. Y ése es precisamente el problema.

      gracias por hacerme (más) con[s]ciente de él. ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s