“El concepto del Yo o el Sí mismo está bajo escrutinio en el caso de las gemelas Hogan, quienes pueden sentir conscientemente lo que la otra siente.”

 

La unión corporal de gemelos después del nacimiento es un fenómeno raro; se cree que oscila entre uno por 100 mil a 200 mil nacimientos, y de éstos, la mayoría muere poco después del nacimiento. Más raro aún es el caso de los craneópagos, esto es, cuando los gemelos siameses están unidos del cráneo por un puente talámico. Este es el caso de las gemelas Krista y Tatiana Hogan, quienes tienen cuatro hemisferios cerebrales y un mismo contínuum craneal. Al nacer fue imposible separarlas sin que esto les propiciara la muerte. Hoy tienen 11 años y aunque sufren de epilepsia, son alérgicas al gluten, apenas tienen un nivel de preescolar y su vida es sumamente complicada, tienen sus dichas y hacen actividades normales como esquiar o deslizarse en un tobogán, según cuenta el sitio Walrus.

Las gemelas Hogan son las protagonistas del documental Inseparables de la televisión canadiense CBC. Lo fascinante de este caso es que desafía algunos de los conceptos que tiene la ciencia o la filosofía sobre la noción de ser un yo. Por ejemplo, la idea de que la conciencia es solamente privada e individual. Cuando Krista come espinacas, Tatiana lo siente y exclama “Las odio”. Las gemelas dicen en el documental que son capaces de tener conversaciones dentro de su cabeza. Sus experiencias se fusionan, lo cual contrasta con la creencia general de que lo que define a un yo es que las experiencias son propias. Pero al menos esto parece probar que se pueden tener experiencias colectivas y que la conciencia puede ser más que una persona. O si se cree que un individuo tiene un alma, ¿las gemelas tienen dos almas?

La cantidad de preguntas que su caso puede generar es exorbitante. Por ejemplo, se podría cuestionar la propia experiencia de conciencia de las gemelas. ¿Acaso lo que experimentan son sólo sombras, copias, simulacros de la conciencia? ¿O se puede ser al mismo tiempo consciente de la diferencia y de la unidad o mismidad? Algo así como ser eso y a la vez no ser eso. Ser uno y a la vez dos.

Todo esto nos recuerda lo poco que realmente sabe la ciencia sobre la conciencia. Como bien vaticinó David Chalmers: la conciencia es el problema duro de la ciencia.

Se ha especulado desde hace algunos años hasta qué punto los gemelos siameses están conectados: no sólo fisiológicamente, sino mentalmente.  El caso más sobresaliente probablemente sea el de Krista y Tatiana Hogan, gemelos crianopagus (unidos cranealmente). Estas niñas de 5 años de British Columbia están interconectadas por un “puente talámico” que nunca antes había sido visto.

La rareza de la anatomía de las gemelas Hogan va más allá del 1 en 2.5 millones  de prbabilidad de que ocurra su condición (de esos 2.5 millones son aún menos los que logran sobrevivir los meses posteriores al nacimiento). Resonancias magnéticas muestran una línea conductora entre sus cerebros que conecta el tálamo cererbral, una región que funciona como un tablero de control, un órgano de dos lóbulos que filtra la mayor parte de los impulsos sensoriales.

En un estudio realizado, no publicado, pero que ha sido indagado por la reportera Susan Dominus del New York Times, se expuso a una de las gemelas a un  estímulo de una luz estroboscópica, mientras la otra era vendada de tal forma que sus ojos no pudieran percibir la luz. Ambos cerebros se encendieron en la misma región, responsable del procesamiento estímulos visuales.

La familia Hogan tiene numerosas historias en este sentido. Por ejemplo cuando una de las niñas mantiene su rostro alejada de la televisión, y la otra mira la pantalla, la que no mira el televisor se ríe de las imágenes que pasan delante de los ojos de su hermana.  O, por ejemplo, a Krista le gusta la ketchup, y a Tatiana no,  algo que la familia descubrió cuando Tatiana intentaba deshacerse de este condimento de su lengua, aun cuando no estaba comiéndolo.

Las niñas usan la palabra “Yo” de manera intercambiable, algunas veces para referirse a sí mismas como individuos y otras como una unidad colectiva. Muchas veces se comportan como una unidad, a veces se levantan simultáneamente y una toma un vaso de agua para dárselo hacia la otra, como si telepáticamente hubiera percibido el deseo de su hermana de tomar agua.

Diferentes médicos han manifestado que la estructura cerebral de las gemelas Hogan es asombrosamente inédita, y que presenta un caso convincente en el sentido de que tal vez no sólo compartan estímulos sensoriales, sino también una forma de con-ciencia. Este interés ha hecho que una productora busque realizar un reality show sobre las gemelas y su familia.

Tan asombroso como su posible bi-unidad, y su conciencia compartida, es el hecho de su diferencia, de que también mantienen una individualidad y una separación (la cual por momento se disuelve, según la reportera del New York Times, especialmente cuando se duermen y sus expersiones parecen fusionarse, ¿acaso sueñan que son una sola?). Dice Susan Dominus sobre su firma de beber agua:  “¿Experimenta Tatiana de alguna forma la sensación básica de sed de su hermana, pero reconoce que surge desde fuera? ¿O la petición del agua es susurrada de forma inaudible e incomprensible, excepto para su hermana que está tan íntimamente conectada?”.

Este fascinante caso nos hace reflexionar sobre la naturaleza de la conciencia, y la posibilidad de que, unidos por el hardware cerebral o por el software cultural, ¿acaso no todos compartimos conciencia, un fénomeno psíquico que es por definición colectivo?

[New York Times]

.

Fuentes: https://pijamasurf.com/2018/02/estas_gemelas_siamesas_esta_haciendo_que_cientificos_cuestionen_la_nocion_de_lo_que_es_el_yo/

https://pijamasurf.com/2012/06/cientificos-perplejos-ante-gemelas-que-parecen-compartir-la-misma-conciencia/
. .

Recibe un correo cada vez que publique algo nuevo.

Únete a otros 583 seguidores

. .

2 comentarios en ““El concepto del Yo o el Sí mismo está bajo escrutinio en el caso de las gemelas Hogan, quienes pueden sentir conscientemente lo que la otra siente.”

  1. creo que son tan biológicamente idénticas y tienen una conexión cerebral tan característica que su percepción sensorial y respuesta cerebral, su aprendizaje se ha desarrollado muy similarmente y es igual pero experienciada de esa particular manera. Son dos cerebros individuales pero a la vez en conexión, y eso da lugar a esas sensaciones que manifiestan. A parte son muy pequeñas, no tienen aun un desarrollo razonable de “conciencia” y criterio con el que puedan hablar de emociones complejas o de fulcros de conciencia teóricos holónicos más profundos y posteriores como el psíquico o adual, solo se habla de que comparten estimulos cerebrales idénticos y que también han adquirido ciertas manias o gustos simples más “subjetivos”. Son gemelas, clones naturales, pero con aun mayor conexión, yo creo que pueden tener una conciencia cerebral ordinaria practicamente igual, que es la que la ciencia entiende como el yo, pero exerimentada con dos sistemas de input y output no simultáneos en cuerpos separados pero unidos por la cabeza. Es tratar de imaginarse que tengo un clon mio que ha vivido casí exactamente lo msimo que yo y encima esta cerebralmente pegado a mi, sería una especie de duplicación fisiológica que da lugar a esas experiencias que dicen

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s