¿Nos ofrecen los enteógenos un pasaporte a otros Mundos que también están en Este?

.

Creo recordar que fue en la mítica ya entrada sobre Matrix donde saqué de paseo esta simpatiquísima figura —y si no, en otra entrada similar, la de los fractales, creo—.

Pues bien, desde entonces (muchos años ha), ya no me acordaba de su existencia, hasta que he dado con estas Variedades de Calabi-Yau:

La whiskypedia dice así:

“Las variedades de Calabi-Yau son importantes en la teoría de supercuerdas. En los modelos de supercuerdas más convencionales, diez dimensiones conjeturales en la teoría de cuerdas se suponen devenir las cuatro de las cuales estamos enterados, y llevan una cierta clase de fibrado con dimensión seis de la fibra. La compactificación en variedades de Calabi-Yau es importante porque deja algo de la supersimetría original intacta. Más exactamente, la compactificación en un Calabi-Yau de tres dimensiones (la dimensión real es 6) deja un cuarto de la supersimetría original intacta.

Las variedades de Calabi-Yau (en honor a Eugenio Calabi, de la Universidad de Pensilvania y Shing-Tung Yau, de Harvard, ambos matemáticos) se presentan de miles de formas diferentes. Están relacionadas con la teoría de supercuerdas y ofrecen las representaciones matemáticas de las posibles dimensiones “espaciales” adicionales a las tres macroscópicas que percibimos y que se encuentran arrolladas en distancias semejantes a la de Planck (distancias inimaginables con la tecnología actual y posiblemente para siempre). Las formas típicas de las variedades Calabi-Yau contienen unos agujeros en forma de rosquilla, los cuales pueden contener en sí mismos varias dimensiones adicionales (agujeros multidimensionales). Estos agujeros desempeñan un papel importantísimo en el estado oscilatorio de energía mínima de las partículas elementales (teóricamente cuerdas).

Actualmente, los físicos teóricos que defienden la teoría de cuerdas dedican todos sus esfuerzos a comprender la variedad de Calabi-Yau que se desprende de las complicadísimas matemáticas a las que conduce la teoría. Se cree que, una vez conocida la variedad de Calabi-Yau, se comprenderán los estados de vibración de esos estados de energía llamadas cuerdas y con ello resolver preguntas como: ¿Por qué existen en la naturaleza tres familias distintas de partículas elementales y por qué éstas presentan las características que muestran los experimentos (masa, espín, carga eléctrica)?”

https://es.wikipedia.org/wiki/Variedad_de_Calabi-Yau

Acojonante sí o sí, ¿verdad?

Pues bien, resulta que por lo que me han llamado la atención poderosísimamente es porque son absolutamente similares a la inextricable danza de patrones fractales que yo vi durante mi experiencia con hongos.

A saber:

 

Al margen de muchísimas otras cosas que experimenté durante la experiencia, lo que me dejó completamente knockeado fue el hecho de que aquellas Variedades de Calabi-Yau danzantes, que emanaban de la punta de mis dedos, como si fuese yo quien estuviese confeccionando el infinitamente complejo tejido del Multiverso se sentían TAN REALES que yo mismo, pasada la experiencia, me repetía una y otra vez que NO era posible que mi “mente”, mi “cerebro”, mi “imaginación” hubiese sido capaz de crear esas formas geométricas TAN perfectas. Lo cual, COMO ES LÓGICO, me hizo sospechar que aquí pasaba algo. Es decir, la experiencia fue un desbordamiento de

SENTIDO.

Todo era demasiado Real. Más Real que la propia “realidad” del día a día.

Y ese algo a lo mejor y sólo a lo mejor signifique que los enteógenos, en su grandiosidad, nos permitan acceder a esos otros Mundos que también están en Este.

Por cierto, uno de vosotros me ha compartido que el Imperial College of London acaba de inaugurar el Primer Centro para la exploración con Psicodélicos del mundo.

Y, parece ser, que van a utilizar la ayahuasca para explorar la naturaleza última de la “Realidad S.A.”. Con. dos. cojones.

https://www.imperial.ac.uk/news/190994/imperial-launches-worlds-first-centre-psychedelics/

 

 

Tridimensional representation of a quadridimensional Calabi-Yau manifold (Représentation tridimensionnelle d’une variété quadridimensionnelle de Calabi-Yau)

. .

Recibe un correo cada vez que publique algo nuevo.

Únete a otros 583 seguidores

. .

8 comentarios en “¿Nos ofrecen los enteógenos un pasaporte a otros Mundos que también están en Este?

  1. Puede que las famosas dimensiones extra sean poco menos que nada al lado de los múltiples universos escondidos en las vibraciones infinitas.
    Yo creo que todo tiene que ver por la conciencia y tambien con las capacidades del cerebro, que sería el “transductor” de nuestra conciencia.
    Puede haber mundos creados desde éste, una especie de plasmación en otra “frecuencia”.
    Al igual que puede ser que muchos enteógenos hayan sido necesarios para la supervivencia de muchos grupos humanos. Hay que entender que las tribus amazónicas le “preguntan” cosas a la planta para aprender, sanar, etc, que son necesarias para sobrevivir.
    En fin, el verdadero chute decía tito Mackenna que es la muerte, así que todos vamos a flipar al final.
    En experiencias profundas a mi me pasó como a tí, aunque creo que a casi todo el mundo, y es el pensar que esas creaciones no pueden ser creadas por uno mismo.
    Mi sensación a veces era de estar “dentro de todo”, no haber diferencia entre yo y el resto de las cosas. Era todo una continuidad. Supongo que son experiencias de unidad. Digamos que la vida era todo, sin yoes. Por eso funcionan bien algunas sustancias en psicoterapia, por la dilución egoica.
    Son solo percepciones distorsionadas, subjetividades que toman forma? Concretamente con la ayahuasca, los procesos que ocurren desde la toma hasta la mañana siguiente tienen un componente muy concreto, y es la existencia de una especie de “guión”; es como que el proceso tiene un sentido en todo lo que ocurre y cómo se desarrolla. Yo considero que la sustancia tiene su inteligencia propia y ejerce de guía.
    Por supuesto, no es fácil explicarlo a los que no han tomado. Además, hay muchas cosas en juego. Lo que sí tengo claro es que son experiencias que pueden llegar a sitios muy profundos, primitivos, atemporales, Se puede llegar a las famosas experiencias de unidad y a conectar con mundos inmateriales, mundos de vibración. A veces se intuyen, otras veces los sientes, otras veces entras en vibraciones realmente agobiantes, otras son vibraciones indescriptibles por su pureza.
    Hay mundos dentro de este mundo y no sé hata qué punto pueden interferir unos en otros.

    Me gusta

  2. casualmente encontré psilocibe de hace 4 años en el armario. (Psilocybe cyanescens) Y dos dias después vi este post. Está en en una bolsa hermética.
    No sé si se ha echado a perder…

    Puedo preguntarle al tarot que hacer? jaja

    Me gusta

  3. Ya te digo tirorio que se quedan en nada, la oxidación no perdona. Yo lo intenté hace poco con unos restos de menos de tres años, y nanai. Se habla de que con suerte pueden durar un año y bien guardados.
    Por cierto que me gustó mucho el relato de tu experiencia, Nosceteipsum. La leí hace mucho y ahora la releí
    Y muy coincidente con Jodo y su mega-viaje con ácido. Pensar que se gastó una mini fortuna por entonces¡
    Quiero decir, la actitud de haber tocado las teclas místicas en una o dos experiencias y darse cuenta de que no se necesita más. En mi caso sigo tomando ayahuasca por lo terapeútico y porque siempre se va más allá de lo terapeútico. Las neurosis no descansan nunca¡
    Yo hace tiempo que no puedo tener una visión materialista de las cosas; no puedo estar de acuerdo en que las experiencias sicodélicas son unos fuegos de artificio del cerebro.
    Puedo aceptar que se pueden conseguir, en ciertas circunstancias y con algunas prácticas o disciplinas, el mismo estado o muy parecido sin ayuda química externa.
    Eso sí, siempre se podrá hablar del cerebro, ese desconocido. Pero creo que el cerebro es el “router”, entrada y salida de muchas cosas. Pero no creo que se pueda reducir todo lo que ocurre al cerebro. De hecho, en las mismas sesiones hay sensaciones corporales, cuando hay aflicción se siente mucho pesar en la zona del corazón, por ejemplo.
    En cualquier caso, el potencial terapeútico es incuestionable. Es una vía muy buena para abordar casos resistentes, siempre que haya buena asistencia de profesionales que sepan lo que hagan.

    Me gusta

    1. Quiero decir, la actitud de haber tocado las teclas místicas en una o dos experiencias y darse cuenta de que no se necesita más.

      El gran Alan Watts decía que una vez que has recibido el mensaje, cuelgas el teléfono. 🙂

      Pero no creo que se pueda reducir todo lo que ocurre al cerebro.

      Ni yo. De largo.

      ¡Gracias por tu comentario creoenlautopía!

      Me gusta

  4. Interesantisimo Tito! Muchas gracias!
    Supongo es un dato de sobra conocido, ya Rick Strassman lleva décadas investigando el efecto de el principio activo de la ayahuasca en el cerebro, son alucinantes los testimonios de los sujetos sometidos a la DMT, efectivamente coinciden bastante con tu experiencia.. Parecen ver una red fractálica de la estructura que lo compone todo, realmente interesante.

    https://en.wikipedia.org/wiki/Rick_Strassman

    Por otro lado, creo que Las Puertas de la Percepción, de Huxley, totalmente infravalorado, algún día será lo que se merece.. Y nos hará mucho bien.

    Saludos a todos 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s