Fallo en Matrix: El acontecimiento más misterioso/paranormal de toda mi Vida. ¿Qué es la Realidad? ¿Existen las Casualidades? ¿Sincronicidades? ¿Es Con[s]ciente la Materia? ¿Vivimos en un Universo Semántico?

.

Lo que váis a leer a continuación es el relato del suceso más obnubilante, alucinante, paralizante, misterioso y paranormal de toda mi Vida.

Pese a según qué idas de olla 🙄 , me tengo por un tío con vocación científica y extremadamente ESCÉPTICO. Que NO negacionista por defecto, como los CIENZUFOS.

En su día me preocupé por documentarme sobre Filosofía de la Ciencia y escribí —desde cero— el artículo Criterio de Demarcación (que no Problema, como sibilinamente lo han re-denominado ahora (tras borrar mi versión, sí, como suena), como dejando a entender que no es necesario alcanzar un algoritmo racional para discernir qué es ciencia de qué pseudociencia…). A saber:

https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Problema_de_la_demarcaci%C3%B3n&oldid=12763920

En otras palabras: si bien no soy ningún experto en la materia, sí tengo cierto criterio en lo que a Filosofía de la Ciencia se refiere (para escocimiento generalizado de Cienzufos, Coñspirañoicos y Magufos, por cierto… 🙄 )

.

Un buen amigo —que me cognosce in person, es decir, una máscara más cara por detrás de la que proyecto por aqüí— me ha invitado a poner en negro sobre blanco mis experiencias para inyectar las Tres Gracias, a saber, Verdad, Bondad y Belleza en los engranajes de la Máquina hasta ver si entre todos juntos la gripamos de una vez.

Asín que, con agradecimiento por la sugerencia, a ello voy.

El contenido de esta entrada ya lo compartí en su día en una de tantas etapas del bloj que se perdieron para ¿siempre? —pues yo no hago backups— y que quizá y sólo quizá se encuentre todavía en https://web.archive.org/web/*/nosce.wordpress.com pero yo no he tenido la paciencia de buscar.

Ergo, aquí os va otra vez.

Bien.

Pues nada, resulta que, como quizá y sólo quizá algun@s ya imaginéis, mi curiosidad ante la Vida es extremadamente EXTREMA. No es de ahora, es desde siempre.

Vale, pues ese gatuco avispao soy yo ante la Vida.

.

Esa curiosidad EXTREMA fue la que me llevó a mi experiencia con hongos.

.

A mis 29 añitos, sospechaba —y tan sólo sospechaba— yo que algo no iba bien en esta cosa llamada “Realidad”. Que todo esto de estar vivo y, especialmente, Con[s]ciente, era mu raro, vamos. A lo mejor el que no iba bien era yo, pero sospechaba que a lo mejor no era así…

Y así como lo sospechaba yo lo sospecharon miles y miles de griegos que pasaron por los Misterios de Eleusis —donde ingerían una bebida más que probablemente psiquedélica llamada ciceón o kykeon y consultaban a la pitonisa para CONOCERSE A SÍ MISMOS (nosce te ipsum, sí)— hace unos cuantos miles (¡3.500!) de años ya.

.

Se cree que los misterios habrían empezado en torno al 1500 a. C., durante la época micénica. Se celebraron anualmente durante unos dos mil años.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Misterios_eleusinos

.

En el Occidente de hoy en día cualquier resto de Iniciación a un Estado Alterado de Consciencia desde la infancia a la edad adulta pasa por pillarse un pedo brutal a los 15 añitos, quedar medio inconsciente y tira millas. Y así nos va, claro… 🙄

Pues bien, mi motivo tras la decisión de ingerir una dosis EXTREMA de Copelandia Cyanenscens era que yo quería realizar un experimento CIENTÍFICO en primera persona con la Con[s]ciencia.

Experimento con psiquedélicos el cual, por cierto, también ha hecho ese Crack, Puto llamado Bernardo Kastrup, llegando a la ¿”conclusión”? de que la Con[s]ciencia Cósmica nos ¿baña?.

https://www.freewiki.eu/en/index.php?title=Bernardo_Kastrup

https://www.bernardokastrup.com/

.

Estoy jarto de oír hablar acerca de “casualidades”, “causualidades”, “sincronicidades” en entornos ñu eich y demás misticillos de pitifuá.

Yo mismo me he referido muchas veces a acontecimientos de mi Vida sorprendentemente significativos como sincronísticos.

.

Sincronicidad (sin-, del griego συν-, unión, y χρόνος, tiempo) es el término elegido por Carl Gustav Jung para aludir a «la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera acausal». «Así pues, emplearé el concepto general de sincronicidad en el sentido especial de una coincidencia temporal de dos o más sucesos relacionados entre sí de una manera no causal, cuyo contenido significativo sea igual o similar». Para evitarse malentendidos «lo diferenciaré del término sincronismo, que constituye la mera simultaneidad de dos sucesos».

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Sincronicidad

 

Y sin embargo RENIEGO DE TODOS Y CADA UNO DE ELLOS —salvo acaso de un par de ellos más—, las más de las veces por obedecer —más que probablemente— a sesgos de confirmación por mi parte.

Hasta aquí todo bien.

.

SIN EMBARGO,

.

Hay uno del que NO reniego. El único. Y que, a día de hoy, todavía no he procesado. Y para el cual, como veréis ahora mismo, da igual cuantas “explicaciones científicas” se me provean: para mí es INEXPLICABLE, matemáticamente inexplicable por el ínfimo número de probabilidades, quiero decir, como se evidenciará a continuación.

.

Y lo voy a describir aquí:

Londres, 7 de Mayo de 2008.

Por circunstancias que ya no recuerdo —probablemente por necesitar ponerme en contacto de forma cifrada (encriptada) con algún hacker de la época para algún asuntoso asunto… 🙄 —, necesito generar una llave pública.

[Para los curiosos, leer Criptografía de clave pública o Criptografía asimétrica.]

Para quienes no estéis versados en criptografía, baste decir que una llave criptográfica es el resultado de la multiplicación de dos números primos gigantescamente grandes, cuya factorización es poco menos que imposible (aunque quizá y sólo quizá a fecha de Diciembre de 2019 no lo sea para computadores cuánticos en lo referente a criptografía asimétrica) siquiera aunque toda la materia del Universo se dedicara a computar tal factorización para tratar de descifrar la misma. Dicho muy burdamente.

¿El resultado? Pues nada, muy sencillo: el espacio de claves posibles para una llave mayor de 2048 bits es superior en número al de todos los átomos del Universo (que creo recordar que es del orden de 10^80). (pero no me hagáis mucho caso en cuanto a si esto se cumple para llaves mayores de 2048 bits, no tengo a mano una referencia al respecto).

En otras palabras, eso hace IMPOSIBLE en la práctica efectuar un ataque de fuerza bruta sobre la llave, es decir, de probar toda la infinidad de posibles llaves hasta dar con la correcta.

Vale.

Genero la llave. Le asigno una contraseña (de la cual no me acuerdo ya, pero da igual para lo que nos ocupa, pues se prueba que es mía ya que la dirección de correo asociada es la mía).

Ayer comentaba con este amigo que la llave que generé era de 4096 bits. Sin embargo hoy compruebo que es de 2048 bits, que, en cualquier caso, es un tamaño gigantesco y cuya contraparte secreta es indescifrable con los medios tecnológicos actuales, como ya he comentado.

Esta fue la llave pública generada, para que quien guste pueda comprobar personalmente todo lo aquí expuesto:

.

-----BEGIN PGP PUBLIC KEY BLOCK-----
Version: GnuPG v2

mQGiBEghDOgRBADoKqLLWD4ldhdMUZ8cwCqwuQVhfaC3fUmiIW9LlJzSl0fe7VQ3
ZIDSFIabdBGc8D6NFzHh1ug6cQIJBW2f8+Zh4dQkJKw/4iRzAJeDwYNtiO1tZFnJ
ci9Lf0sRSWwIvV4kvPAet2VNcJzcnzAzaKN6Rif6GLmjhXmsfmSaILD4nwCgwWS+
pE7a9Be/P53JqW0Aucg3+kkD/RKzuM79eUSU2GbgQS3JLh20in8QE7jSaZs/4scg
5YJbWKi4cPdw66TprxjCiu3DrAXQPbJYQ/uYB/eMxE6PnQzOT6ZjlKWkSXmFCxSk
rlhYjo17+cRj1y1xtQ9Z4coUTJ8toDUWzrjPkcI7lhNBFWAUQX9sYifgLYfucG7O
XptsBACYbNI+pGcMip0i9GEPAnuUXP+WNDwK38SIPg09aUSNSvviSeHWKZZ/1+tK
Gd6CGIyl75t9UVYq2fQ9R9Bk7Bv4GqbUVmmktczppdYTgsuQifTgKsjAAkdkfgvA
aI+C+8HK3DzcHBzkaI7lnuoWCoX29XiSwI2QxLJ7pYqVSji8hrQpbm9zY2V0ZWlw
c3VtIDxub3NjZXRlaXBzdW0yMDA1QGdtYWlsLmNvbT6IRgQQEQIABgUCSCbnbgAK
CRBDg0YY+xLo3XAnAJ99Q8Z5svI09Fbs8koAVMrr56f+MwCg6zJ62krajT9Pf9wa
5C2ZnESxyj2IYAQTEQIAIAUCSCEM6AIbIwYLCQgHAwIEFQIIAwQWAgMBAh4BAheA
AAoJEAgXkDWLDbTaFGQAn394FxHwWebeHTSZUW79vl2TfMvJAJ0dZhzDjOa0R65E
FAnm8+J1uuWLqbkBDQRIIQzoEAQAlXFWRLopfowKdNGmkWHwM6QpuV7V6PwHC1Pa
ST7v15SaPFSzjofoG/ExeTSWH6ZfkMEWhpt0Z+UW17OHBzPa97WPp2Av6BAZoJwG
nTeU+XEDl/Z3/OGyLm5XvYFsDE/gGBV7ut4onpWy+3ApKS1XRYLlP7vyCaMcGC2M
zA6po08AAwUD/Rfrrz607gRg11L4LOugr9jpfVVnImwdPIYtK26+O15DT/p8yUwL
f9jee1JXSoljucHWofBb9K8cJRyYA8TQCh01vmGpB9Hs2oHflaZVruuBYNe1aW0T
1NF2rYLS/MRfYdcVfj6+OnK+V2xOGEswRxf11ZMsOVZb5kaiun/1XBIsiEkEGBEC
AAkFAkghDOgCGwwACgkQCBeQNYsNtNrECgCfVPwisdpAj7VgAzj6DeaHPlkMqegA
n0a6P4akIR0NI0IPQcOuHHI5fWqN
=+F4Y
-----END PGP PUBLIC KEY BLOCK-----

.

 

Londres, 8 de Mayo de 2008, al día siguiente de generar la llave criptográfica.

Recién levantado de la camita.

Mi compañera de piso había traído un libro de segunda mano titulado Encyclopedia of Magic and Occultism o algo similar, porque tan sólo encuentro una referencia con ese título a una página de facebook que ya no existe y tampoco encuentro ese título exacto en https://abebooks.com.

Me dispongo a prepararme el desayuno, medio dormido todavía.

Tomo el libro sobre magia y ocultismo y me voy directamente al glosario de términos.

Allí, la primera palabra que aparece (por orden alfabético) es ABADDON, en castellano, ABADÓN.

No tengo ni puta idea de quién es el tal ABADÓN, pero, inmediatamente salto como un resorte, pego un bote y me surge un destello de intuición (que lo mismo era información subliminal inconsciente condensada del día previo. O no, claro):

.

ESTO TIENE QUE VER CON LA LLAVE CRIPTOGRÁFICA QUE GENERÉ AYER.

 

Bueno, pues dicho y hecho, voy rápidamente al ordenador, busco la llave generada y, efectivamente, jugando kabalísticamente por transposición de letras —técnicamente lo que estaba haciendo era jugar con las cifras y letras por temurah [https://es.wikipedia.org/wiki/Temurah]—, encuentro que la llave, EFECTIVAMENTE, es equivalente a ABADÓN.

Tal que así:

.

 

.

Quien guste/pueda/sepa/quiera, que calcule el número de ¿millones? de combinaciones con repetición posibles de 16 letras y 10 dígitos hasta dar con 0x8B0DB4DA

.

Explicación ¿científica?

Quien lo entienda, que me lo “explique”. Yo, a día de hoy, todavía NO lo entiendo.

El intento de explicación más científico que se ha dado hasta la fecha ha sido el de Pauli y Jung.

El físico Wolfgang Pauli, que en 1945 recibe el Premio Nobel de Física por su descubrimiento del principio de exclusión , un científico que en su vida profesional fue severamente crítico con el sesgo de confirmación, emprendió algún esfuerzo en investigar el fenómeno, siendo coautor con Jung de una obra sobre el tema. Algunas pruebas que Pauli citó eran que ideas que se producían en sus sueños tendrían analogías sincronísticas en la correspondencia posterior con colaboradores distantes.

Recomiendo la lectura de este artículo al respecto:

El encuentro entre el psicoanalista Jung y el físico Pauli: la experiencia psicológica de la sincronicidad

.

.

Abadón, el Ángel Exterminador

.

¿Y quién es el tal Abadón?

Pues el ÁNGEL EXTERMINADOR del Apocalipsis de San Juan.

En el Cementerio de Comillas de SATÁNder hay una bellísima escultura de Llimona dedicada a Abadón El Exterminador:

.

 

https://es.wikipedia.org/wiki/El_Ángel_exterminador_(Llimona)

.

¿Satanás? Aunque algunos lo identifican como un representante de DIOS.

.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Abadón

.

AmVigüedad sejcribe con V.

.

.

¿Y ahora qué?

.

Vale. Ahora… ¿qué hacer ante esto?

Pues, en mi opinión, puesto que desde lo RACIONAL no se le va a encontrar una respuesta —con el correspondiente mindfuckeo— lo único que toca para tratar de disolver la entelequia es hacerlo desde ese

.

AMAR = DEJAR SER.

.

Como ya comenté aquí: Amar = dejar Ser. Sábado, diciembre 1, 2018

.

Esto es, ACEPTANDO que hay cosas que racional y lógicamente hablando se nos escapan, aceptando el Misterio y la AmVigüedad en nuestra Vida.

La actitud ZEN de aceptación SIN JUICIO, vamos.

Estoy en ello.

.

. .

. .

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s