Este bloj es un poco como los últimos cuartetos de cuerda de Beethoven: WTF!?

La única autoridad que

reconozco es la Bondad.

Beethoven

.

 

.

Casi sordo por completo, Beethoven compone los últimos cuartetos de cuerda a punto de morir. Vamos, que se la sudaba todo ya y dejo salir al Sí-Mismo a borbotones, le gustara a quien le gustara, le disgustara a quien le disgustara…

Y sucedió lo que sucedió: que la sociedad de la época primero no comprendió nada, horrorizada y después pensó que Beethoven se había vuelto completamente loco y sólo otros genios absolutos como Wagner o Schubert le supieron ver.

Porque para ver a un genio hace falta otro genio.

Wagner, a la hora de reflexionar sobre el primer movimiento del Op. 131, dijo que “revela el más melancólico sentimiento expresado en música”. El último deseo musical de Schubert fue escuchar el cuarteto Op. 131, lo que hizo el 14 de noviembre de 1828, cinco días antes de su muerte. Al escuchar una interpretación del cuarteto Op. 131, Schubert comentó: “Después de esto, ¿qué queda por escribir?“​

Para Beethoven, el favorito de estos cuartetos finales era el Decimocuarto Cuarteto, op. 131, en do sostenido menor, al que calificó como su obra más perfecta de todas cuantas compuso.

Por cierto, recomiendo la versión del Budapest String Quartet en 8 CDs, en stereo (no la de 1951). –cof-está en emule-cof-.

Por cierto, Beethoven…

…también era INFP! 😆

.

Ahí os va:

. .

Recibe un correo cada vez que publique algo nuevo.

Únete a otros 604 seguidores

. .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s