Libre.

22 días como 22 arcanos o sus 22 kabalísticas letras con sus noches encerrado. El ingreso más liviano visto desde fuera y el más duro vivido desde dentro. Echar la vista atrás y contemplar el campo de batalla arrasado, quemado, lleno de cadáveres y vísceras esparcidas.

Los de siempre, al pie del cañón.

Y también incompresión por parte de unos y de otros. Soledad. Herida. Aislamiento. Vacío. Impotencia. Frustración. Apenado. Abandonado. Ignorado. Devastación. Rabia.

Y pese a todo, tras respirar, aceptar y amar

Libre.

 

. .

Recibe un correo cada vez que publique algo nuevo.

Únete a otros 630 seguidores

. .